Los antivacunas matan pobres

Al menos en España, se presta mucho atención a los brotes de enfermedades vacunables cuando estos se dan en poblaciones con un nivel económico alto y cuyos padres rechazaron la vacunación (como el brote de sarampión en Granada durante el año 2010 que afectó a 59 personas) pero no cuando esto lo causa determinantes sociales como la pobreza (brote de sarampión en el barrio de Santa Isabel, de población mayoritaria gitana, en Sevilla durante el año 2011 que afectó a 1759 personas).

En Estados Unidos, entre los años 1996 y 2001, se incrementó la desigualdad en la tasa de vacunación según la raza. Las personas de raza negra presentaban menores tasas de vacunación que las de raza blanca, incrementándose las diferencia a razón del 1.1% anual. (1). Múltiples trabajos señalan una asociación entre bajo seguimiento de los programas de vacunación y clase social. (2)(3)(4)(5).

Conclusión

Este post va a dirigida a usted, padre o madre de medio-alto poder adquisitivo que deciden voluntariamente no vacunar a sus hijos. Que aparte de jugar a la ruleta rusa con la salud de su prole y romper la inmunidad de manada (sí, la vacunación no es un acto de libertad individual, sus decisiones afectan a la población ya que lo personal es político), afectando a ancianos no vacunados u otros niños cuyos padres tomaron su misma decisión sino que también favorecen que aquellas personas que no se han vacunado, no por una decisión voluntaria y meditada, sino por su condición de pobreza y marginalidad se infecten de enfermedades vacunables como el sarampión y la rubeola que pueden ser mortales, especialmente en estos sectores con escaso acceso al sistema de salud, o la polia que puede ser incapacitante y mortal. Así que señor/a antivacunas, que sepa que si nadie más padece la viruela fue gracias a la vacunación, la relación entre autismo y vacunas es un mito más que refutado y que su actitud está destruyendo la protección grupal que nos da que haya un porcentaje suficiente de personas vacunadas, lo cual afectará más a aquellos grupos sociales cuyo índice de vacunación es menor, que resultan ser los pobres. Por todo ello afirmo que usted, antivacunas, está matando (e incapacitando) a pobres. Le propongo que, ya que decide no vacunar a sus hijos, done el dinero que le correspondería a la vacunación de su descendencia a alguna ONG que se dedique a vacunar a otras personas empobrecidas.

PD: La CIA también mata médicos y pobres y su gran actuación contra Osama bin Laden va a expandir la polio en Pakistán. Pese a todo ha dicho que “no volverá a ocurrir“.

PD1: Este artículo está inspirado en este de Javier Padilla, cuyo blog Médico Crítico es imprescindible para entender los determinantes sociales en la salud pública.

PS2: Perdonad si el título os parece demasiado sensacionalista, intentaba ser una referencia a Woody Guthrie.

Bibliografía

1. Chu SY, Barker LE, Smith PJ. Racial/ethnic disparities in preschool immunizations: United States, 1996-2001. Am J Publich Health 2004;94(6):973-7

2. Stronegger WJ, Freidl W. A hierarchical analysis of social determinants of measles vaccination coverage in Austrian schoolchildren. Eur J Public Health 2010;20(3):354-9

3. Barata RB, Ribeiro M, De Moraes JC, Flannery B. Socioeconomic inequalities and vaccination coverage: results of an immunisation coverage survey in 27 Brazilian capitals, 2007-2008. J of epidemiol and community health;66(10):934–41

4. Smith, PJ, Lindley MC, Rodewald LE. Vaccination coverage among U.S. children aged 19-35 months entitled by the Vaccines for Children program, 2009. Public health reports (Washington, D.C. : 1974), 126 Suppl:109–23.

5. Topuzoglu A, Ozaydin GA, Cali S, Cebeci D, Kalaca S, Harmanci H. Assessment of sociodemographic factors and socio-economis status affecting the coverage of compulsory and private immunization services in Istanbul, Turkey. Public Health 2005;119(10):862-0

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Ciencia, Escepticismo, Periodismo, Política

LXIV

Soy demasiado amigo de Fernando Pessoa para hablar bien de él sin que me sienta

mal: la verdad es una de las peores hipocresías a que obliga la amistad.

Si el lector encuentras injustas las palabras precedentes, suponga que he escrito las que cree él justas. Lo que esté bien estará bien sin ninguno de los dos.

Por lo demás, el único prefacio a una obra es el cerebro de quien la lee.

Álvaro de Campos sobre Fernando Pessoa

Tagged with: , ,
Publicado en Literatura, Poesía

El esclavismo, la génesis de Revolución Industrial y el nacimiento de Barclays Bank y Lloyd’s

La financiación de la máquina de vapor

Explica Eric Williams en su imprescindible “Capitalismo y esclavitud” que “algunos de los capitales que financiaron el crecimiento de la industrias metalúrgicas fueron suministrados directamente por el tráfico triangular [esclavos africanos para su uso en Antillas, plantaciones americanas cuyas cosechas se exportaba a la metrópolis  y manufacturas europeas que se exportaban a América].

En concreto, “fue el capital acumulado por el tráfico de [esclavos y otros bienes de] las Antillas el que financió a James Watt y la máquina de vapor. Boulton y Watt recibieron adelantos de Lowe, Verc, Williams y Jennings.[...] Le escribió Boulton con esperanza, <<Lowe, Vere and Company pueden si la flota antillana logra salvarse de la flota francesa [...], porque muchas de sus garantías dependen de ello>>.

El caso de Barcley

Otra empresa que fue financiada con dinero negro fue la multinacional bancaria Barclays, el décimo mayor banco del mundo por volumen de activos. David y Alexander Barclay, dos miembros de una familia de cuáqueros, “se dedicaron al tráfico de esclavos desde 1756. David comenzó su carrera en el comercio americano y de las Antillas y se convirtió en uno de los comerciantes más influyentes de su época[...]. Él no era simplemente un traficante de esclavos, sino que en realidad poseía una gran plantación en Jamaica donde [...] liberó a sus esclavos[...]. Los Barclays se casaron con miembros de las familias de los banqueros Gurney y Freame[...]. De esta combinación nació el Barclay’s Bank”.

Lloyd’s, aseguradora de esclavos

“En los primeros años, cuando Lloyd’s era una cafetería y nada más, muchos avisos de la Gaceta de Londres acerca de esclavos prófugos señalaban a Lloyd’s como el lugar a donde deberían ser devueltos.[...] Lloyd’s, como otras compañías de seguros, aseguraba esclavos y barcos de esclavos, y se hallaba vitalmente interesada en las decisiones en las decisiones legales que se referían a lo que constituía la <<muerte natural>> y los <<peligros del mar>>.[...] Uno de los más distinguidos presidentes de Lloyd’s en su larga historia fue Joseph Marryat. Este colono de las Antillas luchó en 1810 brillantemente, y con éxito, en la Cámara de los Comunes para mantener el monopolio de Lloyd’s en el seguro naval.[...] En 1837, a Marryat se le adjudicaron 15.000 libras como compensación por 391 esclavos de Trinidad y Jamaica.

Todos los datos y citas forman parte del citado libro de Eric Williams, “Capitalismo y esclavitud”

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Historia, Política

LXIII

TODAS las cartas de amor

ridículas

No serían cartas de amor si no fueran

ridículas.

 

En mis tiempo también escribí cartas de amor,

como los demás,

ridículas.

 

Las cartas de amor, si hay amor,

tienen que ser

ridículas.

 

Pero, en fin,

sólo las criaturas que no han escrito nunca

cartas de amor

son las que son

ridículas.

 

Quién volviera a aquel tiempo en que escribía

sin darme cuenta

cartas de amor

ridículas.

 

La verdad es que hoy

mis recuerdos

de esas cartas de amor

son los que son

ridículos.

 

(Todas las palabras esdrújulas,

como los sentimientos esdrújulos,

son naturalmente

ridículos).

Callos a la manera de Oporto, Álvaro de Campos

Tagged with: , ,
Publicado en Filosofía, Literatura, Poesía

LXII

ESTOY cansado, está claro

porque a estas alturas  uno tiene que estar cansado.

De qué estoy cansado, no lo sé.

De nada me serviría saberlo,

porque el cansancio sería el mismo.

La herida duele porque duele

y no en función de la causa que la produjo.

Sí, estoy cansado,

y un poco sonriente

de que el cansancio sea sólo esto:

ganas de dormir en el cuerpo,

un deseo de no pensar en el alma,

y por encima de todo una tranquilidad lúcida

del entendimiento retrospectivo…

 

¿Y cambia la lujuria al no tener ya esperanzas?

 

Soy inteligente: eso es todo.

 

He visto mucho y entendido mucho lo que he visto,

y hay un cierto placer hasta en el cansancio que esto me da,

pues al final la cabeza siempre sirve para algo.

Callos a la manera de Oporto, Álvaro de Campos

Tagged with: , ,
Publicado en Filosofía, Literatura, Poesía

LXI

NO: despacio.

Despacio, porque no sé

adónde quiero ir.

Hay entre mis pasos y yo

una divergencia instintiva.

 

Hay entre quien soy y estoy

una diferencia de verbo

que corresponde a la realidad.

 

Despacio…

Sí, despacio…

Quiero pensar en lo que quiere decir

este despacio…

 

Quizás el mundo exterior tenga demasiada prisa.

Quizás el alma vulgar quiera llegar más pronto.

Quizás la impresión de los momentos sea muy cercana…

Quizás todo eso…

Pero lo que me preocupa es esta palabra: despacio…

¿Qué es lo que tiene que ser despacio?

A lo mejor, el universo…

Dios manda que se diga la verdad.

Pero, ¿alguien le ha oído eso a Dios?

Callos a la manera de Oporto, Álvaro de Campos

Tagged with: , ,
Publicado en Filosofía, Literatura, Poesía

Programas electorales

Sigo sin enterarme de cuál debe de ser nuestra actitud ante los programas electorales. O sea, tomando un candidato dado, ¿deberíamos interrogarles en prime time y tirarles salsa de tomate encima por cada respuesta fallida que dieran a lo que pone en su programa? ¿Sería eficaz que se supieran de pe a pa las 300 páginas rollo concurso de versos coránicos? ¿El programa electoral es un contrato con la ciudadanía o son las aspiraciones máximas de ese partido caso de gobernar? ¿Los puntos del programa pueden servir para abrir debates, o todo es HACERLO O NO HACERLO sin preguntarnos los mejores medios para ello? ¿Si no te lo leíste antes de las elecciones no puedes quejarte de su incumplimiento? ¿Si se está cumpliendo pero hay algo que nos jode vivas -caso del anteproyecto de ley del aborto- podemos QUEJARNOS? ¿O es que la voluntad de la mayoría bla bla bla? Pues pasa lo de siempre, que las respuestas varían en función de lo bien que nos caiga el que plantee el tema o de cuánto nos toque los cojones un tema.

Del genial blog Domingos en Chandal

Tagged with: ,
Publicado en Política

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 219 seguidores

Fotos de Flickr
Será preocupación primordial y básico del Estado el mejoramiento cultural, físico y moral de la raza

Viva el mar en todas sus olas

Fermentación homoláctica genermorfa lineotántica

Vete a pintar a tu puta Casa

Más fotos
Twitter
Follow grodira on WordPress.com
grodira

grodira

Interesado en la ciencia, el periodismo y los movimientos sociales.

Ver perfil completo →

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 219 seguidores

%d personas les gusta esto: